Páginas

27/11/14

Retrograde, series y sustituciones.

Conocí el amor en un volcán de asfalto mientras mi padre escribía un libro de silencio y mi madre cambiaba mi nombre por esmeraldas. Me clavé cuatro mariposas en la espalda para recordar los fractales en la copa del roble y la promesa que caía para deshacerlos. Escribí un poema con semillas de ciruela que nadie leyó nunca y trencé un infinito con mis pestañas para reírme de la muerte. He palpado el tiempo en mi garganta, y en mi pecho la anguila que no llegó a mi bautizo. He desertado de mí misma y he negado todos mis cabellos. Me enfermo y me sano por las puntas de los dedos y destilo música podrida por las orejas. 

Mis ojos son plumas y están tristes. 

Diseñé la casa de un pterodáctilo niño que me envolvió en alas y habité sus áticos de eucalipto. Me fumé un árbol del cielo y nunca aprendí a flotar. Borré las líneas de la palma de mi mano para eludir la quiromancia: me adivinan en el sueño y en el trazo de la proxemia. 

Mi voz es una bandada de pájaros muertos. 

Me he repetido en series de miles de millones y conozco la sustitución -2a 2b 2c 2d 2e 2f 2g 2h 2i 2j 2k 2l 2m 2n 2o 2p 2q 2r 2s 2t 2u 2v 2w 2x 2y 2z 2ana-. Soy parte de un paisaje y quiero ser el paisaje y pinto bóvedas en mis párpados y cierro los ojos y desaparezco y los abro para volverme un sol que se apaga porque se llena de agua salada -tengo el mar adentro- y corro rápido y me ahogo y me da un espasmo en el abdomen flácido de niña y de estrago y camino despacio contando las lámparas del andén y siento que no siento todo lo que debería porque estoy hundida desde que nací porque -tengo el mar adentro- soy una cigarra y amo, amo, amo, amo, amo y me lleno de una luz que me asusta.

Me nombro para aliviarme 
y no sirve de mucho porque estoy enferma de mi nombre
y no sé dónde están las esmeraldas.


21/11/14

Eme.

Soy María y estoy llena de la gracia de las mariposas que tienen boca de ángel y no cantan. Tarareo jardines celestes, dirijo a los sapos que croan astros que no veo, comando a los cometas que no caen sobre la tierra, soy dueña de los abismos que no derraman ausencia 

y en el vacío, mis ojos son de aire

                      Todo respira mi mirada.

Soy María y le ofrendo a los árboles que mueren de cuenta de las motosierras, los himnos de azúcar que se levantan por mis venas. Me inunda el agua que danza sobre la arena y lidero a los gallinazos que desertaron de la carroña. 

Estoy viva en un cuerpo inmenso  

y vibro, 

llena de la gracia de los aeroplanos, desafiando la gravedad con mis botas prestadas 
llena de la gracia de un reloj detenido, de un pájaro en un alambre, de la Eme que edifica mi nombre y se recuesta en mis lagrimales: 

broto así no quiera.


Soy María

la gracia de Dios muerto.

                      Todo respira mi mirada.

20/11/14

Respuesta tardía a un terapeuta pasado/tarado/irresponsable/quemedaganasdesalircorriendo.

"¿Qué te dice tu vagina?" Me pregunta un psicólogo en el 09 mientras cuento los folículos pilosos de mi pubis y rompo en llanto. No me dice nada mi vagina, no me dice nada... Grito en mi cabeza, gimo en mi cabeza.
Mi vagina es muda y mi plexo solar es una planta eléctrica, mi corona es de azúcar y mis chacras conforman un poblado de hélices rotas. Soy un ave disecada por Polly Morgan, metida en una cúpula de cristal gloriosa. Me sé llena de poliuretano y me exhibo porque un globo sale de mi pico, y nada más. Las palabras son un globo inflado con helio. Paso días enteros sin comer hasta que mi boca me sabe a boca y a estómago triturado. Tengo una tristeza sola, como el perro negro de patas cortas que vive en la tienda de abarrotes cerca del cementerio, y he vivido la vida del poste de luz al que no llega el cableado.

Nunca voy a volar y sigo teniendo una vagina muda.

Acaricio una margarita blanca -lo único blanco que toco-

y canto porque sin sonar no vivo
y canto porque sin sonar no vivo
y canto porque sin sonar no escribo vivo.


Me siento amada y lloro

creo que es dicha esto que me brota por los ojos.

19/11/14

I feel the blues. I feel blue.

b) Otra vez yo.
Años de terapias del psi en mi cabeza, años de pepas: pepas con agua, pepas con vino, pepas con whisky, pepas con cerveza y pepas con agua otra vez -porque no puedo seguir llorando en los andenes a los 24-. Pepa se llamaba mi mascota en Pet Society, igual que la rata que aconducté en la universidad. Pepas, las amigas que ya no tengo. Pepa, laguna.

Todos esos años de pepas y sigo sin saber cómo recibir amor.

l) La diferencia es ineludible.
Me hablas y, mientras te escucho, veo crecer una brecha entre los dos. Cada palabra nos separa más. No te entiendo. Te hablo y me escuchas mientras te alejas.

Las


p a   l     a    b     r      a       s 

n        o         s

s            e             p                a                   r                   a                   n            . 


No entendamos, resignémonos al abismo y amemos su inmensidad.


No me entran más nombres
no me salen más respuestas.

No tengo cáncer
no tengo lupus

soy una ingrata.

Abismo, eres inmenso como Freddie Mercury
te voy a amar como a él.
u) Arde el horizonte
    y las cenizas se elevan como cuervos.
Me elevo con ellas -que son yo- y caaaaaaaaaaiiiiiiiiiiiiigoooo leeeeeeeenntoooo.
Me recogen las nubes
me desplomo sobre ellas
y reboto
por gordita
y por hueca.

En la próxima nube un nombre y un listado de fechas:
no quiero ejercer las ciencias forenses.

Regálenme el olvido.

e)
- Escribiste como un alce.
- Los alces no escriben.
- Precisamente.

Todo está bien.

s) El gato maúlla nubes de plástico que caen de piñatas a las que no me invitan en las que lloran niños que no van a morir pronto. Lo siento por todos. Cae una lata y tiro la puerta de un carro. La vergüenza es una manzana.
Ladra una perra, llora una perra, gime una perra. "El silencio no existe", me repito mientras me escucho exhalar. Cierro los ojos

que me alcancen las pesadillas
que m(s)e acaben las pesadillas

que me dejen las pesadillas.

El matrimonio.


"Lo sagrado da miedo. Pero también su ausencia, también el mundo desacralizado, sin reglas, sin prohibiciones. Libres, no podemos existir. Hay que elegir aquello que más consuele."

Guido Ceronetti.


Nos miramos.
Tenemos miedo.
El matrimonio es el miedo en la punta de una navaja que no corta pero punza.

Punzón.

El matrimonio es resistencia:

no te aguanto, te recibo
no te soporto, te amo.

No te resisto, me resisto

-resistirme a mí misma para recibir amor-.

Tenemos miedo

hablamos
hablamos
hablamos.

Querer saber
querer entender
querer que tú
querer que yo.
Sentirse ridículo y persistir porque la frustración, porque la vergüenza, porque el orgullo.

Tenemos miedo.

Nos miramos y el amor y la impotencia y nos miramos -uno nunca se mira a sí mismo, sin embargo, uno sólo se mira a sí mismo-

nos vemos viéndonos y las preguntas brotan por los poros

-la certeza del uno, la incertidumbre del dos-

Mucho amor.

Nos miramos y otro
decidir ser con otro

desear morir con otro.

Tenemos miedo.

Nos miramos.

i'm not an it girl.


"estoy tranquilo pero herido" - fito monamour.


hacer una llamada 
no colgar
desear tirar el teléfono
no colgar


    -si tragara silencios
    estallaría en canciones de pólvora-

en otro auricular una voz familiar dice mi nombre completo
y pregunta lo que no sé responder

    -sólo sé repetir la hora-

que mi miedo no te acuchille
quisiera ser otra y no puedo -de verdad quiero ser otra
                                               de verdad quiero ser otra

                                               de verdad quiero ser otra-
quisiera que entendieras lo que no entiendo -no me alcanza ni para las mayúsculas-

     abrázame

cesa la fatiga de ser yo misma
  me elijes 
  me calmo

sin embargo

sólo el pelo me crece
sólo mi pelo -que está muerto- crece en mí

ana maría = ana maría
y parece que nada más.




pólvora.

La insoportable brevedad del ser.

No sé qué hacer con todos estos pájaros muertos 
                        ni con el peso de sus vidas vividas
no puedo hacer como si ellos no, como si ellos nada.

No puedo.

Sin pestañina, soy un remedo mío.


Peony Yip









4/11/14

Sueño con zanahorias.

1. Con las palabras desordeno el mundo.

2. Bailo Dream a Little Dream of Me en la cocina mientras aprieto los ojos y repito palabras que no sé decir y que jamás escribiría

                       no te vayas
                       no te vayas


3. Recuerdo la sorpresa de mi mano la primera vez que toqué la punta de tu nariz. En su filo, el miedo. En el filo de mi lengua, el mundo.

4. Tengo partos por la boca.

            ¿De dónde sale esta luz si estoy apagada por dentro?
         son tus ojos, S Persei
         o me comí la luna que sigue reflejando al sol cada vez que bostezo.

5. Se enciende un recuerdo mientras veo una foto de los dos en la que ríes por dentro

               Ardo
mi cuerpo también es un recuerdo tuyo

6. Sueño con zanahorias congeladas de hijos bastardos de Bukowski y con un pozo de los deseos en donde se cumplen monedas -para el futuro-. Sueño con tus ojos grandes. Sueño con abrazarme al tendido de mi madre y tirarme ahí. Sueño con cascabeles. Sueño con la voz de mi padre. Sueño con los lentes de mi padre en el 95 y con la claridad de sus ojos que ya sólo es un remedo.

7. Quisiera ser una _________ más tranquila
Mía. Tú sabes.
Quisiera querer vivir doscientos años para sentarme en la silla de la luna
   -de la media luna-
a cantarte canciones de fuego
Sweet and Lowdown.

8. Hablo y veo una luz
                 escucho un estertor

1. Morir también hace parte del orden del mundo.